Tienda de minerales
Actividades del año 2013
Terapeutas y terapias
Ricard Montseny
Curso con Ricard M.
Vibración y energía
Tu mundo de energia
Se consciente
Mejora tu nivel bioelectromagnético
Consulta craneosacral
Sesión craneosacral
¿Qué es la terapia craneosacral?
Técnicas
Tratamiento
Beneficios
Biodinámica
Videos Masaje fascial
Movimiento respiratorio primario
El esfenoides
Articulación esfenobasilar
Lesión esfenobasilar
Huesos craneales
Dura madre craneal
Sistema nervioso central
Pituitaria y pineal
La médula espinal
S.N. y craneosacral
La espalda y las emociones
Los diafragmas
El sacro y la pelvis
El pie
La mandíbula o ATM
Paladar duro y blando
Las fascias
Anatomia cuerpo humano
La cabeza humana
Los ojos
Las cadenas musculares
Dirección de las fibras
Segmento facilitado
Fulcros inerciales
Liberación somatoemocional
Procesar tus miedos
Pensamientos
El cuerpo dolor
Emociones
Autoestima
La mente humana
El Ser conciente
La consciencia corporal
El campo energético humano
Los chakras
El quiste energético
La sanación
La inteligencia del cuerpo
La escucha y percepción
La relacion entre la psicología y craneosacral
Una visión personal
La salud del terapeuta
Energía positiva
Bioenergía
Relajación
Estrés
Meditación
Respiración pulmonar
La polaridad
¿Dónde acudir?
Diagnóstico a distancia
Trabajo energético
Tu niño interior
Mensajes para el Alma
Afirmaciones Yo Soy
Embarazo y nacimiento
Evolución humana
Defectos psicológicos
La osteopatía
Reeducación postural
Vidas ejemplares
Buenos consejos
Videos cerebro
Videos craneosacral
Fotos craneosacral
Misterios
Grandes maravillas
Frases y dichos
Resumen
Cursos
Varios1
 

ENLACES

ESPECIALES

 
Tao equilibrio energético
Puntos de osteopatia
Anatomía musculoesquelética
El sexto sentido
Salud y enfermedad
Otras terapias
Las amalgamas
Las cicatrices
Las vacuna
Las vacunas 2
Las vacunas 3
Libros
Audios
Videos
Enlaces
MUNDO DE LAS TERAPIAS
 
NUEVO TAROT
 
POWERT POINT

Afirmaciones positivas

 

Cualquier consulta escribir a energiacraneosacral@gmail.com

LA LISTA SUBLIMINAL

Yo soy Cristo realizado
Yo estoy lleno de energía vital
Yo soy mi mente mas profunda
Yo soy la mente de Dios, yo soy Dios
El padre y yo somos uno
Yo soy el poder de Dios, yo soy Dios
Yo soy la inteligencia que me da sabiduría y conocimiento
Yo estoy siempre despierto
Yo soy iluminado
Mi conciencia se expande
Mí mente es ilimitada
Mí cerebro esta abierto
Yo soy uno con toda la vida
Yo soy el gozo
Yo soy amor
Yo veo a Dios en toda la gente y todas las cosas
Yo me amo incondicionalmente y amo a los demás
Yo soy abundante
Yo soy comprensivo
Yo soy correcto
Mí magnífica mente apareció
Yo soy inmortal
Yo hago a otros lo que quiero que me hagan a mí
Yo soy maestro de todas las maestrías
Yo soy completamente libre
Yo soy mi propio poder
Yo tomo la responsabilidad de mí vida
Yo soy impecable
Yo soy moral
Yo soy intrépido
Yo soy humilde
Mis habilidades psíquicas están completamente desarrolladas
Yo conozco los pensamientos de los demás
Yo puedo ver cosas que otros no pueden ver
Yo puedo ver mi futuro y de acuerdo a ello hago mis decisiones
Yo soy precognitivo
Yo tengo la habilidad de tele transportarme
Yo salgo de mi cuerpo regularmente y recuerdo mi viaje
Yo soy el principio y el ocaso en dimensión desconocida
Mis sueños son lucidos, yo soy un soñador lucido
Mis sueños son claros y lucidos
Yo recuerdo mis sueños
Yo controlo mis acciones en mis sueños
Yo sueño otras dimensiones
Yo sueño experiencias de mis vidas pasadas
Yo sueño experiencias de mis vidas futuras
Mi Dios me habla en estado de sueño
Yo viajo dimensionalmente
Yo puedo volar
Yo me respeto
Yo respeto a los demás
Yo soy mi propia experiencia
Yo veo completamente mi cuerpo radiante
Yo veo claramente los cuerpos radiantes de cada individuo
Cada día mí gozo crece
Yo vivo en el ahora
Yo soy punto cero
Yo tengo la visión del plano dorado del paraíso
Yo recuerdo, yo recuerdo, yo recuerdo
Yo soy un viajero del tiempo
Yo comulgo con grandes entidades
Yo he tenido contacto con la entidad de la puerta
El libro de mi vida esta abierto y yo recuerdo
Yo recuerdo mis vidas pasadas
Yo recuerdo mis vidas futuras
Yo tengo fabulosa imaginación
Yo visualizo dimensionalmente con facilidad
Lo que yo imagino es real
Mi primera imaginación es real
Yo soy un alquimista
Yo tengo el poder de crear mi vida del modo que yo quiero que sea, yo quiero
ser esto.
Yo puedo crear las cosas que yo quiero
Mis manifestaciones vienen rápido
Yo afecto el cambio, yo estoy preparado para el cambio
Yo acepto el cambio en mi vida
Yo dejo que se vaya el pasado
Yo vivo en el presente
Yo evoluciono mi actitud
Yo soy maestro de mis hábitos
Cada día y en cualquier lugar estoy y me siento mejor y mejor
Mi pasión es mi maravillosa inspiración
Yo soy mi propia inspiración
Mis talentos fluyen a la superficie libremente
Mi creatividad fluye libremente
Mí mente es un genio
Yo soy mi cuerpo azul
A voluntad yo tengo acceso a mi cuerpo azul
Yo soy Shiva el destructor
Yo soy un maestro en las dimensiones desconocidas
Mis impresiones inconcientes están realizadas
Mi sistema reticular de activación esta claro
Yo tengo la habilidad de acrecentar mi frecuencia a voluntad
Yo soy maestro de la energía en movimiento
Yo soy maestro del enfoque
Mi poder de concentración se ha incrementado
Yo puedo mover objetos con mi mente
Yo camino a través de las paredes
Yo completo el laberinto
Yo me muevo más allá de cuarto de mis dudas e incredulidades personales
Yo soy curandero. Dios fluye a través de mí y aquellos a los que toco son
curados
Yo soy maestro de la visión remota
Yo confío en mis impresiones, son mi conocimiento
Yo soy maestro manifestando objetos en mis manos
Yo soy maestro de la danza
Yo puedo sentir el color
Yo puedo ver la frecuencia
Yo soy más grande que mi cuerpo
Yo soy más grande que mi programación genética
Yo he transmutado, yo dejé de envejecer
Yo soy vibrante en mí ser
Yo poseo tenacidad
Yo poseo gran autoestima
Mi cuerpo es fuerte y poderoso
Mi cuerpo refleja perfección
Mi cuerpo funciona en óptimas condiciones
Yo soy radiante en salud y vitalidad
Mi sistema inmune funciona en óptimos niveles
Mi cuerpo es sanado y restaurado
Mi cuerpo es 10 años mas joven
Mi cuerpo es 20 años mas joven
Yo soy ascendido
Yo trabajo en gran gozo
Yo soy el útero de la abundancia
Mis fabulosas riquezas han regresado
Yo soy soberano. Todas mis deudas están pagas
Mis alacenas están repletas, yo soy abundante
Cualquier cosa que quiero la tengo
Todo lo que espero tener lo consigo
Yo soy ilimitadamente rico y abundante
Mí copa se derramo
Yo estoy satisfecho
Yo soy soberano en todos los niveles
Yo trascendí todas mis dudas, limitaciones, e incredulidades personales
Yo soy perdonado y renacido
Yo se lo que quiero
Yo soy decidido
Yo soy protegido
Yo sobrevivo los cambios del mundo
Yo vivo en súper conciencia
Yo soy uno de los pocos radicales de Dios
Yo estoy envuelto en el mundo, pero no soy el mundo
Yo soy paz
Yo me rindo ante mi alma en su viaje y su destino
Desde el señor Dios de mi ser: ¡Que ya esta hecho! ¡Así es!
www.ramtha.com

 

NO EMPEQUEÑEZCAS
"Hay hombres cuyas palabras son como golpes, pero la lengua de los sabios es medicina"
 Todo lo que tú necesitas saber en cuanto a la salud mental, puede ser resumido en dos palabras:
"  No Empequeñezcas "

El 95% de todos los problemas emocionales y mentales podrían ser eliminados si todos practicáramos esta verdad. ¡Cómo cambiaría todo si viviéramos conforme a ella! No empequeñezcas a los demás. No hagas nada que pueda hacer que alguien se sienta menospreciado. No juzgues ni critiques de una forma que disminuya la autoestima y el sentir de otras personas.

La mayoría de los problemas de crímenes, abusos, fracasos, problemas, hogares destruidos y adicciones a drogas y alcohol, pueden ser atribuidos a una autoestima herida.

No empequeñezcas. No lo olvides, vívelo, enséñalo a los demás y principalmente a tus hijos para que no cometan los errores por los cuales la mayoría hemos pasado. Mantén tu enfoque sobre lo positivo de los demás. Resalta siempre lo bueno en cada persona. Anima siempre a tu prójimo. Trata a los demás de la misma forma en que quisieras ser tratado. Habla palabras que ayuden y sanen. Evita palabras que destruyan y causen dolor. ¡Tus palabras sí importan! Ellas pueden traer vida o muerte. Utiliza tus palabras sabiamente, edifica a los demás…
Justin Scott
Olga Nelida Brasero D Angelo

UNA SONRISA

Una sonrisa en los labios alegra nuestro corazón,
conserva nuestro buen humor,
guarda nuestra alma en paz,
vigoriza la salud,
embellece nuestro rostro
e inspira buenas obras.

Sonriamos a los rostros tristes,
tímidos, enfermos, conocidos,
familiares y amigos.

Sonriámosle a Dios con la aceptación
de todo lo que El nos envié y
tendremos el merito de poseer
la mirada radiante de su rostro
con su amor por toda la eternidad.

Las palabras de Cristo son muy claras,
pero debemos entenderlas como una
realidad viviente, tal como El las propuso.
Cuando El habla de hambre,
no habla solamente del hambre de pan,
sino hambre de amor, hambre de ser
comprendido, de ser querido.

El experimentó lo que es ser rechazado porque
vino entre los suyos y los suyos no lo quisieron.
Y El conoció lo que es estar solo,
abandonado, y no tener a nadie suyo.

Esta hambre de hoy, que esta rompiendo vidas
en todo el mundo destruyendo
hogares y naciones, habla de no tener hogar,
no solamente un cuarto con
techo, pero el anhelo de ser aceptado,
de ser tratado con compasión, y que
alguien abra nuestro corazón para recibir
al que se sienta abandonado.


Autor: Madre Teresa de Calcuta

¡101 pensamientos poderosos para la vida!

 

Los pensamientos que tenemos y las palabras que decimos están continuamente configurando nuestro mundo y nuestras experiencias. Muchos tenemos el viejo hábito de pensar negativamente, y no nos damos cuenta del daño que nos hacemos a nosotros mismos. Sin embargo, nunca estamos estancados, porque siempre podemos cambiar nuestra manera de pensar. Cuando aprendemos a elegir constantemente pensamientos positivos, los viejos y negativos se disuelven y desaparecen.

Así pues, mientras lees los poderosos pensamientos siguientes, permite que esas afirmaciones e ideas te inunden la conciencia. Tu inconsciente va a elegir los pensamientos que son importantes para ti en este momento. Estos conceptos son como fertilizantes para la tierra de tu mente. Al absorberlos a medida que los vas repitiendo enriqueces lentamente la base de tu jardín de la vida. Cualquier cosa que plantes crecerá en abundancia. Te veo como una per­sona sana y vibrante, rodeada de una belleza exquisita, te­niendo una vida de amor y prosperidad, llena de alegría y risas. Estás en un maravilloso camino de cambio y creci­miento. Disfruta de tu viaje.

 

  1. Estoy en proceso de curación

Tu cuerpo sabe sanarse a sí mismo. Quita la basura negativa que lo estorba y ámalo. Proporciónale alimentos y bebidas nutritivos. Mímalo. Respétalo. Créate una atmósfera de salud y bienestar. Permítete sanar.
Mi disposición a perdonar inicia mi proceso de curación. Permito que el amor de mi corazón me bañe, me limpie y cure todas las partes de mi cuerpo. Sé que merezco sanar.

  1. Confío en mi sabiduría interior

Hay un lugar dentro de cada uno de nosotros que está totalmente conectado con la infinita sabiduría del Universo. En este lugar están todas las respuestas a todas las preguntas que podemos plantearnos. Aprende a confiar en tu yo interior.
Mientras me ocupo de mis asuntos cotidianos, es­cucho a mi guía. Mi intuición está de mi parte, me acompaña siempre. Sé que estará ahí en todo mo­mento. Estoy a salvo.

  1. Me dispongo a perdonar

Si nos quedamos en una prisión de rencor justiciero, no podremos ser libres. Aunque no sepamos cómo perdonar, podemos estar dispuestos a hacerlo. El Universo responderá a nuestra disposici6n y nos ayudará a encontrar la manera.
Perdonarme y perdonar a los demás me libera del pasado. El perdón es la respuesta a casi todos los problemas. Es un regalo que me hago. Me perdono y me dejo en libertad.

  1. Todo lo que hago me satisface profundamente

Nunca vamos a tener la oportunidad de volver a vivir este día, de modo que hemos de saborear todos y cada uno de los momentos. Hay riqueza y plenitud en todo lo que hacemos.
Cada momento del día tiene algo especial para mí, mientras sigo mis instintos superiores y escucho a mi corazón. Estoy en paz con mi mundo y con mis asuntos.

  1. Confío en el proceso de la Vida

Estamos aprendiendo cómo funciona la Vida. Es como aprender a utilizar el ordenador. Cuando compramos nuestro primer ordenador, aprendemos los procesos básicos: cómo se enciende, cómo se apaga, cómo se inicia y cómo se termina un documento, cómo se imprime. Y nos quedamos admirados de las maravillas que hace el ordenador. Sin embargo, vemos que es mucho más lo que puede hacer cuando aprendemos más cosas sobre su funcionamiento. Lo mismo ocurre con la Vida. Cuanto más aprendemos de su funcionamiento, más maravillas realiza para nosotros.
La vida tiene un ritmo y un flujo, y yo formo parte de ella. La vida me sustenta y me proporciona sólo experiencias buenas y positivas. Sé que el proce­so de la Vida me procura mi mayor bien.

  1. Tengo el espacio vital perfecto

Nuestra casa es siempre una imagen exterior de nuestro actual estado de conciencia. Si odiamos el lugar donde vivimos, no importa a dónde nos mudemos, porque acabaremos odiando esa casa también. Bendice tu vivienda actual con amor. Agradécele que provea a tus necesidades. Dile que te vas a mudar y que otras personas maravillosas van a venir a ocupar tu lugar. Deja amor cuando te marches y sentirás el amor en tu nueva casa. Antes de encontrar el lugar donde vivo ahora, decidí que deseaba comprar una casa a personas que amaran. Desde luego, eso es exactamente lo que encontré. Mi casa está llena de vibraciones de amor.
Me veo viviendo en una casa preciosa. Satisface todas mis necesidades y deseos. Está situada en un lugar hermoso y tiene un precio que puedo pagar fá­cilmente.

  1. Puedo liberar el pasado y perdonar a todo el mundo

Tal vez no queramos olvidar viejos agravios, pero aferrarnos a ellos nos mantiene estancados. Cuando dejo atrás mi pasado, mi momento presente se vuelve más rico y pleno.
Me libero y libero a todas las personas de mi vida de los agravios del pasado. Son libres y yo también lo soy para vivir nuevas y magníficas experiencias.

  1. El poder está siempre en el momento presente

Aunque haga mucho tiempo que tenemos un problema, siempre podemos comenzar a cambiar en este momento. Porque cuando cambiamos nuestra manera de pensar, también cambia nuestra Vida.
El pasado ha pasado y se ha acabado, y no tiene ningún poder sobre mí. Puedo comenzar a ser libre en este momento. Los pensamientos de hoy crean mi futuro. Estoy al mando; recupero mi poder. Estoy a salvo y soy libre.

  1. Estoy a salvo, sólo es un cambio

Lo que creemos se convierte en realidad. Cuanto más confiamos en la vida, más nos apoya.
Cruzo todos los puentes con alegría y soltura. «viejo» se convierte en experiencias nuevas y maraviIlosas. Mi Vida mejora constantemente.

  1. Me dispongo a cambiar

Todos deseamos que la Vida y los demás cambien. Pero nada va a cambiar en nuestro mundo mientras no estemos dispuestos a hacer cambios en nosotros mismos. Muchas veces nos aferramos con fuerza a hábitos y creencias que ya no nos sirven de modo positivo.
Me dispongo a dejar marchar las viejas creencia negativas. Sólo son pensamientos que me estorban. Mi nuevos pensamientos son positivos y satisfactorios.

  1. Es sólo un pensamiento, y los pensamientos se pueden cambiar

Las posibilidades más terribles que nos podemos imaginar sólo son pensamientos. Con facilidad podemos negarnos a asustarnos de esa manera. Nuestros pensamientos han de ser nuestros mejores amigos, pensamientos que nos configuren nuestro mundo de manera positiva. Pensamientos consoladores, agradables, amorosos, amistosos, pensamientos risueños. Pensamientos sabios e inspirados.
Ningún pensamiento del pasado me limita. Elijo con atención mis pensamientos. Constantemente tengo nuevas intuiciones y nuevas maneras de ver mi mundo. Me dispongo a cambiar y crecer.

  1. Cada pensamiento que tengo está creando mi futuro

Siempre soy consciente de mis pensamientos. Soy como un pastor de un rebaño de ovejas; si una se despista y se va por su cuenta, con amor la hago volver con las demás. Si advierto en mi mente un pensamiento poco compasivo, nada amable, rápidamente lo reemplazo por uno compasivo y amable. El Universo siempre escucha mis pensamientos y responde a ellos, y yo los mantengo tan limpios y claros como puedo.
El Universo apoya todos y cada uno de los pensa­mientos que elijo tener y creer. En cuanto a lo que puedo pensar, mis opciones son ilimitadas. Elijo el equi­librio, la armonía y la paz, y los expreso en mi vida.

  1. Nadie es culpable

Si nos ponemos en la piel de otra persona, comprendemos por qué se comporta de la manera como lo hace. Todos hemos sido hermosos bebés, totalmente abiertos, con confianza en la Vida, mucha autoestima y una sensación de valía personal. Si no somos así ahora, es porque en algún lugar del camino alguien nos enseñó a ser de otra manera. Podemos desaprender la negatividad.
Dejo marchar la necesidad de culpar a los demás y de culparme a mí. Todos hacemos lo mejor que po­demos con el entendimiento, el conocimiento y per­cepción que tenemos.

  1. Dejo marchar todas las expectativas

Si no tenemos expectativas concretas no podemos tener decepciones. Si nos amamos y sabemos que sólo nos esperan cosas buenas, no importa qué venga, porque será bueno y gratificante.
Fluyo con la Vida, libre y amorosamente. Me amo. Sé que en cada recodo del camino sólo me espera lo bueno.

  1. Veo las cosas con claridad

La mala disposición a «ver» ciertos aspectos de nuestra vida puede nublarnos la vista. Suele ser una forma de protegernos. Los ópticos hacen poco para curar los problemas de la vista; sólo recetan lentes cada vez con más aumentos. La mala alimentación también contribuye a empeorar la visión.
Dejo marchar todas las cosas de mi pasado que me nublan la vista. Veo la perfección de toda la Vida. Perdono de buena gana; envío amor hacia mi vista y veo las cosas con comprensión y compasión. Mi clara percepción interior se refleja en mi vista.

 

  1. Estoy a salvo en el Universo y la Vida me ama y me apoya

Llevo esta afirmación en mi monedero. Siempre que saco dinero de él leo: «Estoy a salvo en el Universo, y la Vida me ama y me apoya». Es un buen recordatorio de lo que es verdaderamente importante en mi Vida.
Inspiro la plenitud y riqueza de la Vida. Con ale­gría observo cómo la Vida me apoya abundantemen­te y me proporciona más bienes de los que puedo imaginar.

  1. Mi Vida es un espejo

Todas las personas de mi Vida son reflejos de una parte de mí. Los seres que amo reflejan mis aspectos amorosos. Las personas que me caen mal reflejan esas partes mías que necesitan curación. Todas las experiencias de la Vida son oportunidades para crecer y sanar.
Las personas de mi Vida son verdaderos reflejos míos, y me brindan la oportunidad de crecer y cam­biar.

  1. Equilibro mi parte masculina y mi parte femenina

Todos tenemos una parte masculina y otra femenina. Cuando están equilibradas, estamos sanos y completos. El hombre totalmente macho no está conectado con su lado intuitivo. Y una mujer débil y frágil no expresa su lado fuerte e inteligente. Todos necesitamos ambas partes, la masculina y la femenina.
Mi parte masculina y mi parte femenina están en perfecto equilibrio y armonía. Estoy en paz y todo está bien.

  1. La libertad es mi derecho divino

En este planeta, disponemos de una total libertad de elección. Y nuestras elecciones las hacemos en la mente. Ninguna persona, ningún lugar ni ninguna cosa puede pensar por nosotros si no lo permitimos. Sólo uno mismo puede pensar en su mente. En nuestra mente tenemos libertad absoluta. Lo que elegimos pensar y creer puede cambiar nuestras circunstancias actuales hasta hacerlas irreconocibles.
Soy libre de tener pensamientos maravillosos. Su­pero las limitaciones del pasado y penetro en la liber­tad. Me estoy convirtiendo en todo aquello para lo cual se me creó.

  1. Dejo marchar todos los miedos y dudas

Los miedos y las dudas sólo son mecanismos de retraso que nos impiden tener lo bueno que decimos desear en nuestras vidas. Dejemos que se vayan.
Ahora elijo liberarme de todos mis miedos y dudas destructivos. Me acepto y creo paz en mi mente y mi corazón. Soy una persona amada y estoy a salvo.

  1. La Sabiduría Divina me guía

Son muchas las personas que no saben que en nuestro interior tenemos una sabiduría que siempre está de nuestra parte. No prestamos atención a nuestra intuición y después nos preguntamos por qué la Vida no nos funciona bien. Aprende a escuchar tu voz interior. Sabes exactamente lo que te conviene hacer.
Durante todo el día se me guía para que tome las decisiones correctas. La Inteligencia Divina me guía continuamente en la consecución de mis objetivos. Estoy a salvo.

  1. Amo la vida

Todas las mañanas al despertar sé que ese día va a ser fabuloso, un día que nunca he vivido antes y que tendrá sus experiencias especiales. Me siento feliz de vivir.
Tengo el derecho de vivir plena y libremente. Doy a la Vida exactamente lo que deseo que la Vida me dé a mí. Me siento feliz de vivir. ¡Amo la Vida!

  1. Amo mi cuerpo

Me encanta vivir en mi maravilloso cuerpo. Se me ha dado para que lo use toda mi Vida; lo quiero y cuido amorosamente de él. Mi cuerpo es algo precioso para mi. Amo todas sus partes, por dentro y por fuera, las que veo y las que no veo, todos los órganos, glándulas, músculos y huesos, todas y cada una de sus células. Mi cuerpo responde a esta amorosa atención dándome una salud y una vitalidad vibrantes.
Creo paz en mi mente, y mi cuerpo la refleja con una salud perfecta.

  1. Convierto todas mis experiencias en oportunidades

Cuando tengo algún problema, y todos los tenemos, inmediatamente digo: «Sólo algo bueno va a resultar de esta situación, que se resuelve para el mayor bien de todas las personas implicadas. Todo está bien y estoy a salvo». Repito esta afirmación una y otra vez. Eso me mantiene en calma y permite al Universo encontrar la mejor solución. Muchas veces me sorprende comprobar la rapidez con que se soluciona el problema, de un modo que beneficia a todo el mundo.
Todo problema tiene una solución. Todas mis experiencias son oponunidades para aprender y crecer Estoy a salvo.

  1. Estoy en paz

En lo más profundo de mi ser hay un manantial infinito de paz, semejante a un lago de montaña profundo y sereno. Nadie, ni ningún caos exterior pueden tocarme cuando estoy en ese lugar. En ese sitio estoy en calma, pienso con claridad y recibo ideas divinas. Allí estoy en paz.
La paz y la armonía divinas me rodean y viven dentro de mí. Siento tolerancia, comprensión, compasión y amor por todas las personas, incluyéndom a mí.

  1. Soy una persona flexible

La Vida es una serie de cambios. Las personas rígidas e inflexibles en su manera de pensar a menudo se rompen cuando soplan los vientos del cambio. Pero las que son como el sauce se doblan con facilidad y se adaptan a los cambios. Si nos negamos a cambiar, entonces la Vida pasará junto a nosotros y nos quedaremos atrás. Así como un cuerpo flexible es más cómodo para vivir en él, así también una mente flexible es más cómoda para vivir en ella.
Me abro a lo nuevo y cambiante. Cada momento me ofrece una nueva y maravillosa oportunidad de ser más quien soy. Fluyo con la Vida fácilmente y sin esfuerzo.

  1. Ahora supero los miedos y limitaciones de otras personas

No soy los miedos y limitaciones de mi madre ni los de mi padre, ni soy tampoco mis propios miedos y limitaciones. Son sólo falsos pensamientos que hasta ahora he llevado en mi mente. Los puedo borrar con la misma facilidad con que limpio los cristales sucios de una ventana. Cuando la ventana de mi mente está limpia, puedo ver con claridad los pensamientos negativos tal como son y puedo elegir eliminarlos.
Es «mi» propia mente la que crea mis experien­cias. Mi capacidad para crear lo bueno en mi Vida es ilimitada.

 

 

  1. Soy un ser digno de amor

A muchos de nosotros se nos enseñó el amor condicional. Por lo tanto, creemos que necesitamos ganarnos el amor. Pensamos que no somos dignos de que nos amen si no tenemos un trabajo fabuloso, una buena relación de pareja o un cuerpo perfecto. Eso es una tontería. No tenemos necesidad de ganarnos el aire que respiramos; Dios nos lo da porque existimos. De igual modo, tenemos el derecho de amar y ser amados. Somos dignos de amor por el simple hecho de existir.
No tengo por qué ganarme el amor. Merezco que me amen porque existo. Los demás reflejan el amor que siento por mí.

  1. Mis pensamientos son creativos

He aprendido a amar mis pensamientos; son mis mejores amigos.
A todo pensamiento negativo que me venga a la mente le digo: «¡Fuera!». Ninguna persona, ningún lugar ni ninguna cosa tiene poder sobre mí, porque sólo yo pienso en mi mente. Yo me creo mi propia realidad y a todos los que están en ella.

  1. Estoy en paz con mi sexualidad

Creo que en mis muchas vidas he experimentado todos los tipos de sexualidad. He sido hombre y mujer, heterosexual y homosexual. A veces la sociedad ha aprobado mi sexualidad, otras veces no. Mi sexualidad siempre ha sido una experiencia de aprendizaje, y también lo es en esta vida. Pero sé que mi alma no tiene sexualidad.
Soy una persona afortunada por mi sexualidad y mi cuerpo. Mi cuerpo es el perfecto para mí en esta vida. Me abrazo con amor, comprensión y compasión.

  1. Estoy en paz con mi edad

Para mi siempre es ahora. Sí, los años se van sumando a medida que pasa el tiempo. Pero yo me siento tan joven como elija sentirme. Hay personas de 20 años que son viejas, y hay personas de 90 que son jóvenes. Sé que vine a este planeta a experimentar todas las edades y que todas son buenas. Cada edad da paso a la siguiente con la facilidad que yo le permita. Conservo mi mente sana y feliz, y mi cuerpo sigue su ejemplo. Estoy en paz con la edad que tengo, y espero con ilusión mis mejores años.
Cada edad tiene sus alegrías y experiencias espe­ciales. Siempre estoy en la edad perfecta para el mo­mento de la Vida en que me encuentro.

  1. El pasado ya pasó

No puedo retroceder en el tiempo, excepto en la mente. Puedo elegir revivir el ayer si lo deseo. Pero eso me roba momentos preciosos de hoy, momentos que una vez que pasan no se pueden recuperar. De modo que dejo atrás el ayer y vuelvo toda mi atención al momento presente. Este es mi momento especial, y lo disfruto.
Este es un nuevo día, un día que nunca he vivido antes. Vivo en el Ahora y disfruto de cada momento.

  1. Dejo marchar toda crítica

Las personas farisaicas y criticonas sienten mucho odio por sí mismas. Debido a que se niegan a cambiar, apuntan con un dedo acusador a todos los demás. Ven el mal en todo. Dado que son tan críticas, se atraen cosas para criticar. Una de las decisiones más importantes que podemos tomar es liberamos totalmente de la crítica.
Dejemos de criticar a los demás y, sobre todo, dejemos de criticarnos a nosotros mismos. Siempre tenemos la opción de pensar con cariño, de tener pensamientos bondadosos
o al menos neutros. Cuantos más pensamientos amables y cariñosos tengamos, más bondad y amor atraeremos a nuestra Vida.
Sólo doy lo que deseo recibir. Amo y acepto a los demás, y en todo momento recibo lo mismo a cambio.

  1. Estoy dispuesta a dejar marchar

Sé que cada persona tiene en su interior una guía y una sabiduría divinas, de modo que no tengo por qué dirigirle la vida a nadie. No estoy aquí para controlar a los demás, sino para sanar mi Vida. Las personas entran en mi Vida en el momento adecuado, compartimos el tiempo que estamos destinadas a pasar juntas, y después, en el momento adecuado, se marchan. Las dejo marchar con amor.
Libero a los demás para que experimenten lo que tenga sentido para ellos, y soy libre de crearme aquello que tiene sentido para mí.

  1. Veo a mis padres como niños pequeños que necesitan amor

Cuando tenemos problemas con nuestros padres, muchas veces olvidamos que ellos también fueron bebés inocentes ¿Quién les enseñó a hacer daño? ¿Cómo podemos ayudarlos a curar su dolor? Todos necesitamos amor y curación.
Siento compasión por la infancia de mis padres. Sé que yo los escogí porque eran perfectos para lo que tenía que aprender. Los perdono y los libero, y así me libero yo.

  1. Mi casa es un refugio de paz

Las casas que son amadas y apreciadas irradian ese amor. Aunque vayas a vivir poco tiempo en un lugar, procura poner amor en todas las habitaciones. Si tienes garaje, pon amor en él también y tenlo limpio y ordenado. Cuelga un cuadro o coloca algún otro objeto hermoso en él, de modo que tan pronto como llegues a casa, te reciba la belleza.
Bendigo mi casa con amor. Pongo amor en cada rincón y mi casa responde amorosamente con calidez y comodidad. Estoy en paz.

  1. Cuando digo «Sí» a la Vida, la Vida me dice «Sí» a mí

La Vida siempre te ha dicho «Si», incluso cuando te creabas expenriencias negativas. Ahora que conoces esta ley de la Vida, puedes elegir crearte un futuro positivo.
La Vida refleja todos mis pensamientos. Cuando son positivos, la Vida sólo me brinda experiencias positivas.

  1. Hay abundancia para todos, incluyéndome a mí

Hay tal cantidad de alimentos en el planeta que podríamos alimentamos todos. Sí, hay personas que se mueren de hambre, pero no es la falta de alimentos sino la falta de amor lo que permite que esto ocurra. Hay muchísimo dinero y riqueza en el mundo, más de lo que nos imaginamos. Si todo se distribuyera equitativamente, más o menos en un mes, los que tenían dinero tendrían más y los que eran pobres ahora volverían a serIo. Porque la riqueza tiene que ver con la conciencia y la sensación de merecimiento. Hay miles de millones de personas en este planeta, y sin embargo hay personas que dicen que están solas. Si no tendemos la mano, el amor no nos podrá encontrar. Así pues, cuando afirmo mi valía y merecimiento, lo que necesito viene a mí en el momento y el lugar perfectos.
El Océano de la Vida es generoso con su abundan­cia. Todas mis necesidades y deseos son satisfechos antes de que lo pida. Mi bien me viene de todas partes, de todas las personas y de todas las cosas.

  1. Todo está bien en mi mundo

Mi Vida siempre ha funcionado perfectamente, sólo que yo no lo sabía. No sabía que todos los acontecimientos negativos de mi mundo se debían a que la Vida reflejaba mis creencias. Ahora que lo sé, puedo programar conscientemente mis procesos de pensamiento para tener una Vida que funcione bien en todos los aspectos.
Todo funciona bien en mi Vida, ahora y siempre.

  1. Mi trabajo es profundamente satisfactorio

Cuando aprendemos a amar lo que hacemos, la VIda se encarga de que siempre tengamos ocupaciones interesantes y creativas. Cuando estamos preparados mental y emocional mente para el siguiente paso en la Vida, la Vida nos mueve a darlo. Hoy dale a la Vida lo mejor de ti.
Hago lo que me gusta y me gusta lo que hago. Sé que siempre estoy trabajando en el lugar que me con­viene y con las personas adecuadas, y que aprendo todas las valiosas lecciones que mi alma necesita aprender.

  1. La Vida me apoya

Cuando cumples las leyes de la Vida, la Vida te apoya en abundancia.
La vida me creó para que llegara a la plenitud. Confío en la Vida, y la Vida está siempre conmigo en todo lugar y momento. Estoy a salvo.

  1. Mi futuro es magnífico

Nuestro futuro está siempre presente en nuestros pensamientos actuales. Lo que pensamos y decimos en este momento está creando nuestro futuro. Asi pues, ten magnificos pensamientos y tendrás un futuro magnifico.
Vivo en el amor, la luz. y la alegría sin límites. Todo está bien en mi mundo.

  1. Abro nuevas puertas a la Vida

En el corredor de la Vida hay puertas por todos lados. Cada una conduce a una nueva experiencia. Cuanto más elimino de mi mente los pensamientos negativos,
más puertas encuentro que conducen solamente a experiencias positivas. Mi claridad de pensamiento me brinda lo mejor que ofrece la Vida.
Disfruto de lo que tengo y sé que siempre me aguardan nuevas experiencias. Las recibo con los bra­zos abiertos. Confío en que la Vida es maravillosa.

  1. Afirmo mi poder y con amor me creo mi realidad

Nadie lo puede hacer por ti; sólo tú puedes hacer declaraciones en tu mente. Si cedes tu poder a otros, te quedas sin él. Cuando afirmas tu poder, es tuyo. Úsalo juiciosamente.
Pido más entendimiento para configurar con co­nocimiento y amor mi mundo y mis experiencias.

  1. Ahora me creo un maravilloso nuevo trabajo

Bendice con amor tu trabajo actual, y libéralo con amor para la siguiente persona que ocupe tu lugar, sabiendo que estás entrando en un nuevo nivel de la Vida. Mantén claras y positivas tus afirmaciones para el nuevo puesto. Has de saber que te mereces lo mejor.
Me abro totalmente para recibir un puesto nuevo y maravilloso, en el que pueda usar mis talentos y mi cre­atividad trabajando con y para personas que quiero, en un sitio fabuloso y teniendo buenos ingresos.

  1. Todo lo que toco es un éxito

Siempre podemos escoger entre una mentalidad de pobreza y una mentalidad de prosperidad. Cuando tenemos pensamientos de carencia y limitación, entonces eso es lo que experimentamos. No hay manera de ser prósperos si nuestros pensamientos son de pobreza. Para triunfar es necesario tener constantemente pensamientos de prosperidad y abundancia.
Ahora me creo una nueva conciencia de éxito. Sé que puedo tener tanto éxito como quiera. Entro en el Círculo de los Triunfadores. En todas partes se me ofrecen excelentes oportunidades. Atraigo todo tipo de prosperidad.

  1. Me abro para recibir nuevas vías de ingresos

Cuando nos abrimos, la Vida encuentra maneras de proporcionamos ingresos. Cuando sabemos y afirmamos que nos merecemos todo lo bueno, la fuente única e in.finita abre nuevos canales. Muchas veces limitamos nuestro bien al creer en ingresos fijos y otras ideas cerradas. Al abrir nuestra conciencia, abrimos los bancos del cielo.
Ahora recibo mi bien de fuentes esperadas e inés­peradas. Soy un ser ilimitado que recibe su bien de una fuente ilimitada y de maneras ilimitadas. Recibo bendi­ciones que superan mis más acariciados sueños.

  1. Me merezco lo mejor y ahora lo acepto

Lo único que nos impide tener lo bueno en nuestra Vida es que creemos que no nos lo merecemos. En algún momento de la infancia aprendimos que no nos merecíamos algo, y nos lo creímos. Ahora es el momento de dejar marchar esa creencia.
Mental y emocionalmente tengo lo necesario para gozar de una Vida próspera y llena de amor. Por el simple hecho de haber nacido, me merezco todo lo bueno. Reclamo y afirmo mi bien.

  1. La Vida es fácil y sencilla

Las leyes de la Vida son simples, demasiado para muchas personas que desean esforzarse y complicar las cosas. Lo que damos nos llega de vuelta. Lo que creemos de nosotros mismos y de la Vida se convierte en realidad. Es así de sencillo.
Todo lo que necesito saber en cualquier momento dado se me revela. Confío en mí y en la Vida. Todo está bien.

  1. Soy totalmente capaz en todas las situaciones

Has de saber que eres muchísimo más de lo que piensas. Gozas de la protecci6n divina. Estás en conexi6n con la sabiduría infinita. Jamás estás solo o sola. Tienes todo lo que necesitas. Evidentemente eres una persona capaz en todas las situaciones.
Formo una unidad con el poder y la sabiduría del Universo. Reclamo y afirmo ese poder y me resulta fácil defenderme y hacerme valer.

  1. Escucho con amor los mensajes de mi cuerpo

A la primera señal del más ligero mal-estar en tu cuerpo, en lugar de dar dinero a las empresas farmacéuticas, siéntate, cierra los ojos, haz tres respiraciones profundas, entra en tu interior y pregunta: «¿Qué es lo que necesito saber?». Porque tu cuerpo está tratando de decirte. algo. Si te precipitas al botiquín, lo que le dices en realidad a tu cuerpo es: «¡Cállate!». Por favor, escucha a tu cuerpo; te ama.
Mi cuerpo está siempre trabajando para tener una salud óptima. Mi cuerpo desea estar sano y entero. Yo colaboro con él y me convierto en una persona sana, entera y completa.

  1. Expreso mi creatividad

Todos tenemos una especial creatividad en nuestro interior. Es un acto de amor por nosotros mismos dedicar tiempo a expresar esa creatividad, sea cual sea. Si creemos que estamos demasiado ocupados para tomamos ese tiempo, nos perdemos una parte muy gratificante de
nosotros mismos.
Mis talentos creativos, únicos y especiales, circulan por mí y se expresan de maneras muy satisfactorias. Mi creatividad siempre está bastante solicitada.

  1. Estoy en un proceso de cambio positivo

Siempre estamos en proceso de cambio. Yo solía hacer muchos cambios negativos; ahora que he aprendido a dejar marchar los hábitos viejos y gastados, mis cambios
son positivos.
Me estoy abriendo de maneras muy satisfactorias. Sólo puedo atraer lo bueno. Ahora expreso salud, fe­licidad, prosperidad y paz mental.

  1. Soy un ser único y acepto mi unicidad

No hay dos copos de nieve iguales ni dos margaritas iguales. Cada persona es una joya excepcional, con dotes y capacidades únicas. Nos limitamos cuando tratamos de ser como otra persona. Disfruta de tu unicidad.
La competitividad y las comparaciones no tienen sentido, porque todos somos diferentes y así es como hemos de ser. Soy una persona especial y maravillo­sa. Me amo.

  1. Todas mis relaciones son armoniosas

En todo momento sólo veo armonía a mi alrededor. Con gusto contribuyo a crear la armonía que deseo. Mi Vida es una alegría.
Cuando creamos armonía en nuestra mente y nuestro corazón, la encontramos en nuestra vida. Lo interior crea lo exterior, siempre.

  1. Estoy a salvo cuando miro hacia dentro

Muchas veces nos asusta mirar nuestro interior porque pensamos que encontraremos a un ser terrible. Pero a pesar de lo que nos hayan dicho, lo que encontraremos es un hermoso niño que ansía nuestro amor.
Avanzo a través de las opiniones y creencias de otras personas, y veo en mi interior a un ser magnífi­co, sabio y hermoso. Amo lo que veo en mí.

  1. Adondequiera que vaya encuentro amor

Lo que damos vuelve a nosotros, multiplicado. La mejor manera de recibir amor es darlo. El amor puede significar aceptación y apoyo, consuelo y compasión, bondad y amabilidad.
El amor está en todas panes y yo soy una persona que ama y merece ser amada. Amar a la gente llena mi Vida y me resulta fácil expresar amor a los demás.

VOLVER