Tienda de minerales
Actividades del año 2013
Terapeutas y terapias
Ricard Montseny
Curso con Ricard M.
Vibración y energía
Tu mundo de energia
Se consciente
Mejora tu nivel bioelectromagnético
Consulta craneosacral
Sesión craneosacral
¿Qué es la terapia craneosacral?
Técnicas
Tratamiento
Beneficios
Biodinámica
Videos Masaje fascial
Movimiento respiratorio primario
El esfenoides
Articulación esfenobasilar
Lesión esfenobasilar
Huesos craneales
Dura madre craneal
Sistema nervioso central
Pituitaria y pineal
La médula espinal
S.N. y craneosacral
La espalda y las emociones
Los diafragmas
El sacro y la pelvis
El pie
La mandíbula o ATM
Paladar duro y blando
Las fascias
Anatomia cuerpo humano
La cabeza humana
Los ojos
Las cadenas musculares
Dirección de las fibras
Segmento facilitado
Fulcros inerciales
Liberación somatoemocional
Procesar tus miedos
Pensamientos
El cuerpo dolor
Emociones
Autoestima
La mente humana
El Ser conciente
La consciencia corporal
El campo energético humano
Los chakras
El quiste energético
La sanación
La inteligencia del cuerpo
La escucha y percepción
La relacion entre la psicología y craneosacral
Una visión personal
La salud del terapeuta
Energía positiva
Bioenergía
Relajación
Estrés
Meditación
Respiración pulmonar
La polaridad
¿Dónde acudir?
Diagnóstico a distancia
Trabajo energético
Tu niño interior
Mensajes para el Alma
Afirmaciones Yo Soy
Embarazo y nacimiento
Evolución humana
Defectos psicológicos
La osteopatía
Reeducación postural
Vidas ejemplares
Buenos consejos
Videos cerebro
Videos craneosacral
Fotos craneosacral
Misterios
Grandes maravillas
Frases y dichos
Resumen
Cursos
Varios1
 

ENLACES

ESPECIALES

 
Tao equilibrio energético
Puntos de osteopatia
Anatomía musculoesquelética
El sexto sentido
Salud y enfermedad
Otras terapias
Las amalgamas
Las cicatrices
Las vacuna
Las vacunas 2
Las vacunas 3
Libros
Audios
Videos
Enlaces
MUNDO DE LAS TERAPIAS
 
NUEVO TAROT
 
POWERT POINT

5. Cómo cargar y descargar energía

Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9

5.
Cómo cargar y descargar energía

a) Efectos del bloqueo en el campo energético

Sabemos, por los trabajos de Reich, que para reprimir la expresión de las emociones bloqueamos la corriente energética.

La onda energética que se identifica con los estados emocionales co­mienza en la pelvis y fluye hasta la cabeza, donde se descarga en forma de acción expresiva.

Cuando bloqueamos un segmento del cuerpo impedimos el libre flujo de la energía y por tanto la descarga o expresión de una emoción. Un ejemplo claro es cuando contenemos el llanto. Normalmente sentimos el famoso "nudo en la garganta", que no es más que una contracción muscular, ade­más de un bloqueo energético, y, por supuesto, emocional. Si sentimos con la mano el campo energético alrededor de la garganta, notaremos, alrede­dor de este nudo, un fuerte efecto energético en la palma de la mano. Si se­guimos manteniendo la mano en el lugar donde sentimos que la sensación es más fuerte, podremos influir en el bloqueo de la garganta.

Si usamos nuestra mano derecha (personas diestras), añadiremos energía al área bloqueada, sentiremos el nudo incluso con más fuerza y aumentará el bloqueo. Si utilizamos la izquierda, que "extrae" energía, reduciremos el bloqueo y gradualmente el "nudo" dará paso a una sensación de corriente energética natural. Entonces puede que aparezca el llanto, y el bloqueo emocional y energético, así como el muscular, se habrán disuelto.
b) Cómo descargar la energía bloqueada

Probemos a hacer unos cuantos ejercicios que nos enseñarán mejor a disolver bloqueos energéticos en los distintos segmentos corporales.
 
dirección de la contracción
Pecho duro      Bloqueo del IZanto en la garganta
Nudo en la garganta
Deseo de llorar Presión en el pecho
Fuerte campo energético alrededor del cuello
energéticos. Con una cierta prácti­ca todo el mundo puede utilizar sus manos, sin ni siquiera tocar el cuerpo del otro, para hacerlo. Esta técnica puede usarse para calmar cualquier dolor causado por blo­queos (los que tienen como causa infecciones, heridas, quemaduras, etc. no entran en este apartado y serán tratados más adelante).
S.b.i. Efecto energético del bloqueo
Pide a tu compañero/a que se tumbe sobre la espalda o el vientre. Colo­ca tu mano izquierda (para personas diestras, o al contrario para zurdas) de forma que cuelgue relajadamente desde el hombro y agítala en esa posi­ción. Siente la energía en la palma. Luego pásala lentamente sobre su cuerpo y trata de localizar un punto donde sientas la energía con más fuerza, y quédate un rato allí. Has localizado un punto donde hay un exceso de energía que probablemente es el resultado de un bloqueo. Si continúas descargando energía, el bloqueo se reducirá y se restablecerá la corriente energética. Mantén el contacto con este punto de tensión o energía blo­queada hasta que no sientas ninguna diferencia con el área que lo rodea. Intercambia comentarios con tu compañero de jercicios.

Luego mueve lentamente la mano sobre
 
5.b.2. Descargando energía
Cuando trates de aliviar un dolor de cabeza mantente tan alejado de la cabeza de la persona como sea posible, y descarga la energía con la mano desde cierta distancia. Cuanto más cerca estés de la cabeza, más presión ejercerás con tu campo energético en el suyo, y es muy posible que eso aumente el dolor.
 
5.b.4. Zurdos: cargar con la mano izquierda descargar con la derecha
Sentimos los bloqueos como contracciones musculares doloro­sas y podemos aliviarlos descar­gándolos de energía. Incluso los dolores de cabeza fuertes cederán con esta técnica. Nudos en la gar­ganta, bultos en el pecho, dolores de estómago, molestias menstrua­les, dolores de espalda, etc. pueden ser aliviados de esta forma.
 
5.b.3. Efecto de la descarga
su cuerpo hasta que encuentres otro nuevo punto como el anterior. Mantente en con­tacto energético con ese punto, como antes. Trata de descargar todos los puntos de de tensión que haya por todo el cuerpo.
Esta es una de las for­mas de liberar los bloqueos musculares-emocionales­
 
32
Diestros: cargar con la mano derecha descargar con la izquierda
Si tratando de aliviar un dolor ves que la descarga lo aumenta, probable­mente se trate de una infección y no de una contracción muscular. Cuando sea éste el caso, prueba a utilizar la mano derecha (personas diestras) para cargar de energía ese punto. Esto reducirá poco a poco el dolor, además de iniciar el proceso de curación y acelerarlo.

 

c) Cómo cargar energía

Podemos cargar nuestro cuerpo de energía añadiéndosela a su sistema, ya sea con técnicas respiratorias, con acumuladores orgónicos o con irra­diaciones directas de campo a campo.

Necesitaremos hacerlo cuando el sistema energético general se encuen­tre débil. Es decir, normalmente en estados de fatiga general (debilidad), anemia, depresión crónica, enfermedades acompañadas de fiebre, muchas enfermedades crónicas, cáncer y otras biopatías.

El estado energético del organismo puede comprobarse con unos senci­llos análisis de sangre elaborados por Reich. El observó que los glóbulos rojos de un organimo sano (cargado con orgón) tienen un campo energético fuerte y brillante. Resisten la deteriorización más tiempo, relativamente, y se desintegran en varias partículas poderosamente radiantes que Reich lla­mó biones. Ambos campos, el de los glóbulos rojos sanos y el de los biones, paralizan las bacterias cuando entran en contacto con ellas. Los glóbulos rojos dotados de poca energía tienen un campo energético peque­ño y débil. Bajo observación microscópica comienzan a deteriorarse con relativa rapidez en comparación con los que están cargados de orgón. Reich llamó a estas partículas bacilos-T, ya que pueden actuar como bacterias. Cuando las inyectó en ratones tuvieron un desarrollo cancerígeno. Reich menciona un caso en el que estas glóbulos de baja energía comenzaron a deteriorizarse en medio minuto, pero después de una carga intensiva con orgón, los mismas glóbulos resistieron el proceso de deteorización durante 20 minutos.

Cargar el sistema general de energía puede hacerse con cualquier tipo de acumulador orgónico de cuerpo entero de los ideados por Reich. Las radia­ciones orgónicas locales se recomiendan cuando el cuerpo necesita energía suplementaria en una zona; primordialmente para combatir bacterias en infecciones locales, heridas o quemaduras, con el fin de acelerar el proceso
curativo y reducir el dolor. Las radiaciones locales pueden hacerse con acumuladores pequeños o con la mano dominante (la derecha para los diestros y la izquierda para los zurdos). Recuerda que siempre hay que agitarla primero, y mantenerla frente a la zona infectada, localizando el campo energético bloqueado, manteniendo el contacto frente a éste tanto tiempo como sea posible.

Hay muchas dolencias que, se necesite asistencia médica o no, pueden aliviarse cargando de energía el organismo. Un ejemplo podría ser el trata­miento de una infección gingival (encías).

El tratamiento sería: mantener la mano dominante con los dedos apuntando al área afectada, a unos 4 cts. de la piel. Muévelos lentamente por toda la zona, prestando la máxima atención a los cambios de intensidad de la corriente energética en ellos, y localiza el punto exacto de la infección. Mantén la mano donde la sensación sea más fuerte. Con el método de detección ocular asegúrate de que es ése el punto. Continúa durante unos 30 minutos y repite el mismo procedimiento unas cuantas veces más, si fuera necesario. El dolor disminuirá sensiblemente, con toda probabilidad, al final de la primera sesión, y el proceso curativo habrá comenzado. He comprobado, y algunos otros lo han corroborado, que la infección se cura el primer día, en vez de durar una semana o más, que es lo corriente.

Otro caso que responde muy bien a la recarga de energía es el de un corte doloroso, por ejemplo en un dedo. Si lo cargas de energía durante 3­5 minutos, el dolor se verá enormemente reducido. Cuanto más tiempo se irradie más rápido será el proceso de curación. Este tratamiento tendrá el mismo efecto beneficioso en problemas tales como quemaduras y picadu­ras de insectos. También es efectivo con pequeños quistes (probablemente no malignos) en la piel, que se convertirán en un tipo de "herida" una vez tratados, para curarse finalmente y desaparecer.

1. NERVIOS Y MUSCULOS INFECTADOS

Algunos dolores pueden estar causados por un estado infeccioso de ner­vios o músculos. Este puede ser el caso de algunos dolores de espalda, piernas o brazos. En estos casos los masajes sólo incrementarán el dolor, e incluso la descarga energética de la zona afectada.

En estos casos prueba a utilizar la mano dominante y carga de energía el

punto o la línea dolorosa. Sigue las líneas de energía bloqueada y las espirales que rodean las zonas doloridas, añadiéndoles más energía. Estas líneas o espirales normalmente llevarán a una espiral que sale de una mano o de un pie. Trabaja siempre las líneas hasta que las espirales desaparezcan y las lineas formen una elipse alargada en la respectiva mitad del cuerpo en que se sienta el dolor

El agua y el orgón

Una de las características básicas del orgón es su atracción por el agua, especialmente por las corrientes de agua. Reich estudió esta atracción en los seres vivos y en los fenómenos atmosféricos, particularmente en la creación de tormentas.

Una tormenta atmosférica comienza con una gran concentración de orgón. El orgón crea el "ojo" (centro) de la tormenta atrayendo energía desde distancias de hasta cientos de kilómetros a su alrededor. Dentro de este ex­tenso perímetro que rodea el centro, se siente una disminución de carga eléctrica en las superficies de los árboles. Las plantas y los animales se pre­paran para la lluvia. Podemos observar signos como hojas que se giran, animales que se apresuran a buscar cobijo y personas con viejas heridas ya curadas, o reumatismo, que se quejan de dolores. La razón de estos dolores es que la energía es "arrancada" del cuerpo y absorbida por la tormenta. Los músculos se contraen tratando de evitar esta "fuga" y ésa es la causa del dolor. Lo mismo sucede cuando intentamos descargarla con nuestra mano.

La acumulación creciente de orgón en la atmósfera circundante atrae al agua en forma de vapor, formándose así las nubes. Reich construyó una aparato al que llamó "rompenubes", ideado para extraer energía de las nubes y convertirla en agua, en lluvia, disolviéndolas.

Hace tres mil años, los indios americanos descubrieron que cuando se establecían en tierras asentadas sobre corrientes subterráneas, el agua ab­sorbía su energía vital y enfermaban. Por eso siempre hacían investigacio­nes en el lugar en el que se iban a instalar, para asegurarse de que no había corrientes subterráneas. Su método era utilizar una varilla especial para buscar agua que aún se usa en algunas partes del mundo.

Un amigo mío construyó una perrera en una colina. Potiempodes­36
pués él y sus perros se sintieron débiles y enfermos. Un profesor que co­nocía esas costumbres de los indios fue a visitarlos provisto de una varilla de zahorí, y como resultado de sus pesquisas, mi amigo y sus animales se trasladaron a otro lugar a unos cientos de metros del original y todos recuperaron pronto la salud.

Experimentos llevados a cabo con ratones han dado los mismos resulta­dos: el agua, especialmente las corrientes de agua, extrae la energía del cuerpo. Si tenemos esto en cuentra no es de extrañar que la gente que sufre de bloqueos del flujo energético encuentre que el bañarse, nadar o tomar una ducha es muy relajante. Sienten necesidad de agua y es buena para ellos.

Por otra parte, las personas que tienen un nivel de energía bajo, como aquéllos que sufren de depresión o anemia, o los que tienen enfermedades crónicas o fiebres, necesitan toda la energía posible. Estas personas, ade­más de cargarse de energía, deberían evitar el contacto con el agua tanto como les sea posible. Como todos pueden sentir su propia necesidad o rechazo al agua, deberíamos aprender a confiar en nuestras sensaciones con respecto al contacto prolongado con ella.

Todo esto excluye los nuevos experimentos de dar a luz bajo el agua, llevados a cabo por Igor Tjarkovsky. Cuando los cuerpos están bajo el agua cambian su metabolismo energético, se elimina el efecto de la gravedad y necesitan sólo un cuarto de la cantidad "normal" del oxígeno que es usado fuera del agua para sobrellevar los efectos de la gravitación sobre nuestro organismo.

 

e) Los acumuladores orgónicos

El acumulador de energía orgónica fue inventado y desarrollado por W. Reich en 1939. Reich construyó estos acumuladores con fines experimenta­les y terapéuticos; publicó libros, ensayos y folletos concernientes a su trabajo con ellos.

El acumulador orgónico es una combinación específica de diferentes materiales que favorece el flujo del orgón atmosférico en una dirección preconcebida. Está formado por varias capas de material metálico (lana de acero) alternanadas con otras de material de gran capacidad de absorción energética como el poliéster, la fibra de cristal o la lana mineral. La capa

 
5.. Acumulador orgónico tipo tunel

inferior ha de ser metálica, mientras que la superior será de uno de los ma­teriales ya mencionados como absorbentes de energía (poliéster o similar).

El poliéster absorbe energía de la atmósfera, que pasa a la capa metálica y la irradia desde el metal al aire. El aire de la capa metálica se carga de una concentración de orgón más alta que la existente en la atmósfera cir­cundante. Las corrientes cargadas de energía se intensifican cuando un organismo humano entra en el área cargada. De esta manera el organismo vivo (persona, animal o planta) se carga con energía suplementaria mien­tras está bajo la influencia del acumulador. Mientras, en el acumulador, se refuerza enormemente la atracción de la energía por el organismo. Como los seres vivos atraen el orgón atmosférico a su alrededor permanentemen­te, el acumulador fortalece el sistema natural del organismo que lo u'Ra. Reich comprobó el efecto cargador del acumulador por los cambios en el campo energético de los células de la sangre. Estas pruebas están minucio­samente descritas en sus libros.

Los acumuladores orgónicos están hechos de diferentes formas, tipos y estructuras. Algunos ejemplos son:
-cabina de tipo rectangular, con puerta delantera, para usar en posición sentada.
-tipo tunel, para utilizar tumbado.
-manta orgónica, es la más fácil de hacer y el acumulador más práctico para usar. Puede usarse en cualquier posición y puede confeccionarse en las dimensiones que se necesite, por lo que puede usarse diariamente.

La manta orgónica puede usarse para cubrir el cuerpo entero o sólo como almohadilla (50 x 70 cts.) para irradiaciones locales. Se hace de ca­pas de lana metálica (de cualquier metal excepto de aluminio) alternadas con capas de lana de polyester. Es suficiente con hacerla de 3 ó 4 capas de cada material, comenzando con una de lana metálica, por ejemplo de lana de acero, que se encuentra fácilmente en cualquier droguería, terminando con una de poliéster. Hay que coser una sábana doble de algodón sobre la capa metálica, ya que es la que tiene que ir en contacto con el cuerpo, y una sábana de fibra sintética sobre la última capa de arriba, que será de po­liéster. Es fácil de hacer a mano o con una maquina de coser convencional.

Usa la manta o almohadilla cuando y donde necesites añadir energía al cuerpo, es decir, cuando el sistema general energético esté debilitado (con fiebre, anemia, depresión, debilidad, falta de sueño y con la mayoría de las enfermedades crónicas) o cuando necesites energía suplementaria (heridas, infecciones, quemaduras), con el fin de acelerar el proceso de curación natural.

1. Uso del acumulador: éste funciona permanentemente; en el momento en que un cuerpo humano entra en el acumulador orgónico o utiliza la
 
 
lana o lámina de acero (no aluminio) polietileno
sábana de acero galvanizada
Tela sintética con dibujos lana de acero (no aluminio) tela de algodón sin dibujos lado de contacto con el cuerpo lana sintética (fibra poliester)

   

 

VOLVER